Noticias

01 de Mayo de 2018

ARMACELL

 

EL SONIDO DEL SILENCIO

El ruido se ha convertido en uno de los mayores problemas ambientales de nuestra época. En el trabajo, en edificios públicos o en el hogar: hay pocas cosas que molesten más que el ruido. Aunque el aislamiento acústico de los elementos estructurales exteriores sea bueno, los ruidos molestos del interior del edificio pueden afectar seriamente a la calidad de vida. Por ello es esencial que las medidas de protección frente al ruido se planifiquen de forma consistente y se pongan en práctica correctamente, tanto en la construcción de edificios nuevos como en la modernización de los existentes.

El aislamiento acústico adquiere una impor- tancia cada vez mayor Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), a un tercio de la población europea le molesta el ruido. La OMS ha identificado un número considerable de efectos específicos nocivos para la salud ocasionados por el ruido ambiental. El ruido doméstico se considera la segunda fuente de molestias más frecuente, únicamente superado por el ruido del tráfico. Basándonos en estadísticas sobre poblaciones y en resultados de encuestas sobre molestias sonoras, cabe suponer que más de 50 millones de europeos están expuestos a un ruido por parte de sus vecinos que afecta negativamente a su calidad de vida. Los efectos de este ruido pueden ser enfermedades, pero también perturbación del sueño, estrés, etc.

Actualmente, los ocupantes de las viviendas son mucho más sensibles. Los sonidos que hace 20 o 30 años no se consideraban molestos, sino sencillamente aceptables en viviendas multifamiliares, se consideran actualmente una «molestia inaceptable» y dan lugar a problemas entre los residentes. En un estudio realizado en los Países Bajos, los encuestados se mostraron menos tolerantes con el ruido ocasionado por sus vecinos cuando se escucha desde el dormitorio. Casi el 20 % de los participantes considera el ruido procedente del equipo de servicio del edificio especialmente molesto. CÓMO CREAR UN ENTORNO SILENCIOSO

Elaislamientoacústicoenedificiossetraduce en tranquilidad y confort, pero también en privacidad, intimidad y una sensación de seguridad. El aumento de la valoración del espacio de vida privado se refleja en unas expectativas cada vez mayores. Hoy en día, tanto inquilinos como propietarios exigen una mejora del control del ruido. Si solo se cumple con los requisitos legales, estas expectativas no se ven satisfechas. A diferencia de muchos otros errores de planificación o defectos de construcción, las molestias causadas por el ruido, por lo general, no se aceptan. Factores que influyen en el aislamiento acústico.


La acústica del edificio y el control del ruido son temas muy complejos. Dependen de tantos parámetros que es complicado predecir el comportamiento acústico de las instalaciones de servicio del edificio. Existen múltiples fuentes de ruido y numerosos factores que influyen en la manera en que el ruido se propagará desde dichas fuentes y en qué medida. Entre ellos se incluyen:


• la distribución del edificio o el piso

• el diseño del edificio y los materiales de construcción utilizados

• la disposición de las tuberías

• los materiales de fabricación del sistema de agua

• el montaje de las tuberías

• el uso de las instalaciones por parte de los ocupantes.

 

https://local.armacell.com/fileadmin/cms/spain/downloads/ArmaComfort/CAT%C3%81LOGO_ARMACOMFORT.pdf

 

https://local.armacell.com/es/armacell-spain/