En Proveedores

Sistemas de reutilización de aguas grises y pluviales

Una persona gasta entre 15 y 20 metros cúbicos de agua potable cada año en la cisterna del inodoro. Los equipos ROTH aprovechan el agua utilizada en duchas y bañeras para llenar las cisternas de los inodoros, regar los jardines y lavar vehículos. Con estos equipos se puede ahorrar entre un 30 y un 45% de agua potable.

Los equipos ROTH cumplen con todas las exigencias normativas y son adecuados para viviendas, edificios de oficinas, hoteles, centros educativos, centros deportivos.

 

 

 

RothRain

ROTH ha desarrollado la solución integral para el aprovechamiento de las aguas de lluvia. RothRain está formado por el depósito Rothagua Twinbloc® (3.500 l ó 5.000 l) o un depósito circular (10.000 l), un filtro para aguas pluviales, un grupo de presión para aguas pluviales, un kit aspiración para agua de lluvia, un accesorio antirremolino, un rebosadero DN110 y un sistema automático de entrada de agua de red. Todo ello forma un innovador sistema de almacenamiento de agua pluvial para uso en riego de jardines, limpieza de vehículos, llenado de piscinas, etc., siguiendo así con la política de desarrollo y sostenibilidad medioambiental de la marca.

 

AquaServe

El AquaServe de Roth permite la reutilización diaria de aguas grises en viviendas y edificios pequeños donde el consumo sea moderado. Es un producto pensado para viviendas unifamiliares, oficinas y otros lugares donde el consumo de agua potable sea habitual pero no se requieran de soluciones de mayor capacidad.

Gracias al sistema de reutilización de aguas grises AquaServe puede alcanzarse un ahorro de agua potable de hasta el 45% en estos entornos. Está disponible en cuatro modelos con distinta capacidad que puede consultar en la pestaña “modelos disponibles”.

¿Cómo funciona?

El AquaServe de Roth permite reaprovechar el agua de otras áreas de uso cotidiano como lavabos, duchas o bañeras, las que se consideran aguas grises. Una vez en el sistema las depura para su reutilización en descargas de WCs y otros entornos donde no se necesita agua potable. De esa forma se evita su consumo y se contribuye a la mejora del medio ambiente y al ahorro de recursos.

Su instalación es sencilla y puede enterrarse para no ocupar espacio. Una vez puesto en marcha, el funcionamiento está automatizado.

Una vez el agua destinada a la reutilización entra en el circuito del AquaServe, se inicia la filtración a través de varias membranas para eliminar la materia sólida y microorganismos presentes en las aguas grises del hogar.

El proceso de tratamiento para su reutilización

El método de filtración de aguas grises del AquaServe consiste en un sistema biorreactor de membrana (MBR) usado en el tratamiento de aguas residuales que separa los sólidos suspendidos del agua. Esto incluye materia orgánica, geles y otras sustancias habituales en el agua doméstica.

Por el filtro de 20-30 nanómetros de las membranas, el AquaServe permite eliminar bacterias como la E.coli con un rendimiento del 99,9%.

Tras su paso por el sistema de filtración del AquaServe, el agua queda filtrada y desinfectada y vuelve a ser apta para su uso en actividades que no tengan que ver con el contacto alimentario o humano. El proceso de filtrado MBR no aporta ningún químico al agua salvo casos especiales tras la cloración.

AquaServe y el medio ambiente

El AquaServe cumple la normativa del Real Decreto 1620/2007 de «Reutilización de aguas depuradas» y las normas EN 292, EN 60335-1, EN 60335-2-41, EN 55014-2 y EN 1717 exigidas para el marcado CE.

Este producto pertenece a la línea de reutilización de aguas grises y pluviales de Roth. Es la solución dirigida a zonas de consumo diario reducido tales como pequeños hoteles o casas rurales, gimnasios, piscinas particulares, etc. Sin embargo, puede llegar a alcanzar una producción diaria de hasta 4.000 litros en función del modelo.

Productos como el AquaServe están orientados a lograr un ahorro de agua potable y también económico debido a su rápida amortización. Además, su consumo eléctrico es mínimo y la generación de residuos es baja.

 

 

EcoStep PRO

La finalidad del EcoStep PRO es reutilizar diariamente aguas grises y pluviales para su aprovechamiento en otras actividades. Gracias a ello, nuestro sistema genera ahorros de hasta el 80% del consumo de agua potable cumpliendo con todas las exigencias de las normativas vigentes.

Puede llegar a reutilizar más de 100.000 litros de agua diarios. Puede consultar las tres versiones disponibles y sus características en función de la capacidad en la pestaña “modelos disponibles”.

¿Cómo funciona?

El EcoStep PRO depura y desinfecta el agua no potable, como aquella que proviene de otras áreas de uso doméstico, por ejemplo, de las duchas (aguas grises), piscinas y aguas pluviales. Así, se evita la utilización de agua potable directamente en actividades para las que no se requiere su potabilidad, pero sí se necesite su desinfección.

En el caso de las aguas grises, permite la reutilización del agua de duchas y bañeras para el riego de jardines, lavado de vehículos o descarga de inodoros.

Cuando se trata de aguas pluviales, recoge el agua proveniente de la lluvia e inicia el proceso de tratamiento.

Una vez el agua destinada a la reutilización entra en el circuito del EcoStep PRO, se inician los tratamientos de oxidación, floculación-coagulación, filtración y desinfección oportunos para eliminar la materia sólida y microorganismos presentes en las aguas grises.

El proceso de tratamiento para su reutilización

El proceso de reutilización de aguas grises y pluviales del EcoStep PRO empieza con la acumulación del agua en uno o varios depósitos. Luego pasa por varios sistemas de filtración (de más grueso a más fino) tras haberle añadido reactivos químicos. En esta fase el agua queda desinfectada y filtrada. Después se almacena en otro depósito que la distribuye por toda la red.

El sistema incluye un cuadro de control que regula el sistema. Permite controlar todo el proceso de producción de agua tratada, limpieza de filtros y dosificación de productos químicos.

El EcoStep PRO y el medio ambiente

El impacto medioambiental es nulo, ya que además de tener una amortización rápida al permitir un ahorro económico, también reduce más del 80% el consumo de agua potable en función del tipo de instalación.

Por su capacidad de reutilización es óptimo para su uso en hogares, pero también en grandes superficies en las que se necesiten grandes cantidades de agua no dirigidas a consumo humano como hoteles, campings, complejos deportivos y de ocio, etc.

 

 

ir a Sistemas de reutilización de aguas grises y pluviales

Notícias Recientes

Dejar un comentario