En Proveedor del mes

Roth: un tipo de suelo radiante para cada interior

El suelo radiante sigue creciendo en todo el mundo como uno de los sistemas más eficientes para calentar hogares y estancias grandes. Una instalación de suelo radiante distribuye la temperatura mejor que otros sistemas sin generar corrientes de aire. Además, a diferencia de otras formas de calefacción, puede funcionar con el apoyo de energías renovables y con un uso muy bajo de energía eléctrica. Es decir: rendimiento similar con menor consumo si se compara, por ejemplo, con radiadores eléctricos. La eficiencia energética y potencial de ahorro ha hecho que este sistema se extienda en Europa hasta llegar a latitudes más bajas.

Roth fijó como meta diseñar un suelo radiante adaptado a cada clima y situación. Eso ha supuesto el diseño de algunos modelos de baja inercia o más finos que no requieren de obra nueva para instalarse. Todos los sistemas de Roth funcionan tanto con calor como con frío para hacer más llevaderos los veranos del sur.

 

El suelo radiante más fino y con menos inercia

Cada sistema de suelo radiante de Roth cuenta con unas características propias que lo hacen más eficiente que otros productos similares.

  • Roth diseña sistemas de suelo radiante con tan solo 17mm de grosor como el ClimaComfort® Compact. Habitualmente, la instalación de suelo radiante se hace en obra nueva, pero el sistema fino de Roth puede instalarse incluso en reformas.
  • El suelo radiante con placa de nopas incorpora el aislamiento mejorado con grafito.
  • El sistema de grapas patentado de Roth eleva el tubo para que la temperatura se distribuya más rápidamente.

Cada instalador puede determinar cuál es el modelo que mejor se ajusta a la obra y las necesidades del cliente.

Aunque el sistema verdaderamente revolucionario es el ClimaComfort® Panel R. Su bajo grosor y alta eficiencia energética hacen que sea uno de los modelos de suelo radiante más eficiente en consumo con la velocidad de reacción más alta del mercado tanto para calentar como para enfriar.

Suelo radiante para el frío, suelo radiante para el calor

Los sistemas de suelo radiante de Roth están diseñados para ser funcionales durante todo el año. En los meses de invierno el agua circula a alrededor de 30º C o 40º C por los tubos bajo el suelo. El suelo funciona para elevar la temperatura de forma agradable y gradual de abajo arriba, sin generar contrastes ni depender de radiadores.

En verano, el suelo radiante se convierte en un climatizador más saludable que el aire acondicionado. Al circular agua fría (menos de 20º C) por el circuito, parte del calor se absorbe para refrescar interiores.

Tanto en comparación con radiadores como con aires acondicionados, la eficiencia energética es mucho mayor. Estas instalaciones consiguen el mismo resultado con menor consumo, lo que se traduce en confort y ahorro.

 

MÁS INFORMACIÓN

Notícias Recientes

Dejar un comentario